comienzo del ebola


El brote más letal de ébola, que ha matado a 961 personas y ha provocado una emergencia de salud pública internacional, puede haber comenzado con un paciente de dos años de edad en un pueblo de Guinea, según un informe.


Hace aproximadamente nueve meses, el niño —quien los investigadores creen que puede haber sido el ‘paciente cero’— sufrió fiebre, tuvo heces de color negro y vómitos. Sólo cuatro días después de
mostrar los síntomas, el niño murió el 6 de diciembre de 2013, según un informe publicado en el New England Journal of Medicine.


Los investigadores, que publicaron el documento a principios de este año, encontraron una cadena de enfermedades en la familia del niño.


Después de la muerte, la madre sufrió síntomas de hemorragia y murió el 13 de diciembre, según el informe. Entonces, la hermana del niño, de tres años de edad, falleció el 29 de diciembre, con síntomas que incluían fiebre, vómitos y diarrea negra.


La enfermedad afectó posteriormente a la abuela del niño, que murió el 1 de enero en la aldea de la familia, Meliandou, en Guéckédou.


El área en el sur de Guinea está cerca de las fronteras Sierra Leona y Liberia. La enfermedad se esparció fuera de la aldea después de que varias personas asistieron al funeral de la abuela.


La gente que asiste a los funerales tiende a ponerse en contacto con el cuerpo. El ébola se propaga a través del contacto con los órganos y fluidos corporales tales como sangre, saliva, orina y otras secreciones de las personas infectadas. No tiene cura conocida.


Dos de los asistentes al funeral parecían haber llevado el virus al pueblo, y se extendió a los trabajadores de salud y otros miembros de la familia que cuidaban a los pacientes infectados.


“Un trabajador de salud de Guéckédou, con sospecha de la enfermedad, parece haber provocado la propagación del virus a Macenta, Nzérékoré, y Kissidougou en febrero de 2014”, señaló el informe que indica que más ciudades de Guinea se vieron afectadas.


Los casos de la enfermedad aparecieron a principios de 2014 en estas áreas, cuando hubo pacientes que sufrieron fiebre, vómitos, y diarrea severa, según el informe. La hemorragia fue menos frecuente, según el informe.


A principios de marzo, el Ministerio de Salud de Guinea y Médicos sin Fronteras en Guinea fueron notificados acerca de los grupos enfermos.


Los investigadores de salud llegaron ese mes y comenzaron el rastreo de la enfermedad mediante el examen de documentos hospitalarios y entrevistas con las familias y los pobladores afectados.


El ébola se ha extendido ahora a Liberia, Sierra Leona y Nigeria, lo que ha provocado preocupaciones a nivel global.


El informe sobre la emergencia de ébola en Guinea fue escrito por decenas de médicos internacionales e investigadores de instituciones de Francia, Alemania, Guinea, la Organización Mundial de la Salud y Médicos Sin Fronteras.