veiculos militares


Centenares de militares han denunciado que sus vehículos particulares se han extraviado o sufrido daños en su traslado desde y hacia bases en el extranjero, de acuerdo con un artículo difundido el sábado por un periódico.


Después de meses de quejas, las fuerzas militares decidieron el envío equipos para que comiencen la semana entrante a localizar los vehículos en los centros de procesamiento ubicados en diversas partes del orbe, según el periódico Belleville News-Democrat.


Los equipos pertenecen al Comando de Transporte de Estados Unidos, que tiene su sede en la Base Scott de la Fuerza Aérea en el sureste de Illinois y es responsable de los traslados aéreos, terrestres y marítimos para el Departamento de Defensa.


En la actualidad, el embarque de los vehículos está a cargo de la empresa International Auto Logistics, con sede en Brunswick, Georgia, a la que el comando concedió un contrato de mil millones de dólares.


Una disputa judicial con la anterior contratista demoró cuatro meses el comienzo del servicio de International Auto Logistics.


Una portavoz de la compañía atribuyó el problema a los numerosos traslados de vehículos que se han solicitado en un corto periodo después de que la empresa comenzara sus labores, en mayo.


“El volumen de vehículos que se ha pedido a la IAL traslade desde los lugares de almacenamiento y embarque en los meses de junio y julio, unos 36.000, es el más grande registrado en esos meses en la historia del programa”, dijo la portavoz Amanda Núñez en un correo electrónico dirigido al periódico.


Una militar afectada que presentó una queja por la desaparición de su auto es la oficial retirada de la Fuerza Aérea, Michelle Kastler, de New Baden, localidad cercana a la Base Scott de la Fuerza Aérea. Kastler continúa a la espera de que le entreguen su vehículo.