reto


Un pintoresco reto que ha atraído a deportistas, celebridades, políticos y astros del rock y se ha popularizado en internet está vedado a los diplomáticos estadounidenses.


Los abogados del Departamento de Estado han prohibido a los embajadores y otros diplomáticos de alto rango participar en ese desafío que consiste en dejarse arrojar encima un baldazo de agua helada para llamar la atención sobre la esclerosis lateral amiotrófica (ALS).


También conocida como la enfermedad de Lou Gehring, y recaudar fondos para la lucha contra esa enfermedad.


En un despacho enviado esta semana a todas las misiones diplomáticas estadounidenses dijeron que esa práctica contraviene las reglas de ética que impiden a los diplomáticos usar su cargo público para beneficio privado “independientemente del mérito de la causa”.


El cable, que no es secreto, fue obtenido el jueves por The Associated Press. Por lo menos un embajador estadounidense ya había participado en el “Ice Bucket Challenge” antes de que se despachara el cable.