Ebola


Un medicamento experimental para el ébola curó a los 18 monos infectados con el virus mortífero en un estudio, lo que alienta esperanzas de que permita combatir el brote en el África Occidental.


Los científicos administraron el fármaco ZMapp de tres a cinco días después de infectar a los monos en el laboratorio. Eso es más tarde que los otros tratamientos experimentales probados hasta ahora.


La mayoría de los monos manifestaba síntomas para entonces y todos se recuperaron completamente.


El fármaco también protegió completamente a otros seis monos a los que se administró una versión ligeramente diferente tres días después de la infección. Estos son los dos primeros estudios con ZMapp en monos.


Otros tres monos infectados a los que no se les dio el medicamento murieron. “El nivel de mejoría fue mucho más allá de mis expectativas”, dijo un líder del estudio, Gary Kobinger, de la Agencia de Salud Pública de Canadá en Winnipeg.
“Para datos en animales es notable”, opinó el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, que tuvo participación en el trabajo.


No se sabe qué efecto podrá tener en seres humanos, en los que los síntomas pueden tardar 21 días en aparecer y que no se infectan del modo en que fueron infectados los animales en el laboratorio.


De todos modos consideraron alentador el hecho de que los monos se recuperaron con el tratamiento aun después que se desarrollara la enfermedad. El informe fue publicado en línea el viernes por la revista Nature.


De las siete personas a quienes se trató con ZMapp dos murieron, un médico liberiano y un sacerdote español, que recibió una sola de tres dosis planeadas.


Se recuperaron dos estadounidenses y dos africanos que recibieron la medicina en Liberia: un médico congolés y un asistente médico liberiano que debían ser dados de alta el viernes. Una enfermera británica también recibió las dos dosis que quedaron del tratamiento al español.