cona


SANTO DOMINGO. El titular de la Procuraduría Especializada contra Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, Jonathan Baró Gutiérrez, reveló que el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI) dispone de ocho hogares de paz que se están cerrando porque no se destinan recursos para ellos.


“La trata de personas se trata con recursos. La víctima está en estado de vulnerabilidad. Si no se tienen los medios ni los lugares necesarios para darle protección desde el principio hasta el final, nada tiene sentido”, afirmó.


En otro orden, Baró informó que Haití ocupa el segundo lugar en el índice mundial de esclavitud infantil, y que muchos de esos niños se encuentran en el país.


“Esta debe ser una preocupación para un país que cada día tiene menos lugares de acogida a víctimas, además de que muchos de esos abusos se realizan en nuestro territorio”, dijo.