act


SANTO DOMINGO. El Presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Federico Antún Batlle, consideró inaceptable que a los descendientes dominicanos residentes en el exterior se les esté cobrando hasta US$500 para traducir y legalizar la documentación que les garantiza su dominicanidad, mientras en el país se exonera esos mismos pagos a los extranjeros.


Antún dijo que el PRSC “se mantendrá vigilante” para percatarse si se viola la Constitución en la aplicación del reglamento de la Ley 169-14 sobre naturalización.


Sostuvo que en su reciente visita a los EE.UU., recibió denuncias de dominicanos, cuyos hijos voluntariamente quieren adquirir la nacionalidad dominicana y no lo hacen debido al alto costo.


Consideró que los más de RD$1,000 millones que el Estado dispuso para exonerar la tramitación a extranjeros, podrían ser necesarios para procurar una mejor calidad de vida a los dominicanos.