cb


Neiba, Baoruco. Tres reclusos de los que se fugaron el domingo de una cárcel de Haití fueron apresados ayer por el Ejército. Clifford Brandt, Jaroli Morinvil y Toussaint Richardson fueron llevados hasta Jimaní y entregados a la policía haitiana.


Fueron llevados por el coronel Andrés Santos Melo, comandante de la Quinta Brigada de Infantería, con sede en Barahona.


En tanto, más de trescientos agentes del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), la Policía, el Ejército, y el Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) custodian la frontera.


Las autoridades aumentaron la seguridad en la puerta fronteriza y en el mercado binacional de lunes y viernes y despliegan patrullas mixtas en los puestos fronterizos y carreteras, en vehículos puestos a disposición por el Ministerio de Defensa.


“Tenemos mucha experiencia en asuntos de seguridad, y trabajamos para que ninguno de estos prófugos entre. Hasta el día de hoy (ayer) no hay indicios de que nadie ha entrado”, dice el teniente coronel Dante Luis Ovalle. Sin embargo, tres fueron detenidos en el país.