min


LA ROMANA, República Dominicana.- Por una alegada deuda de cinco meses de alquiler, propietarios del local donde operan las oficinas del Ministerio de Trabajo en La Romana, colocaron gruesas cadenas con candados a las puertas,  quedando interrumpidos los servicios.


Según nuestro corresponsal en la zona Odalis Vega, es la segunda ocasión que se presenta este tipo de situación, que pone en apuros a las autoridades del Ministerio de Trabajo, recordándose que tuvieron que abandonar un local por una deuda de dos años.


Las oficinas de Trabajo cerradas están en la calle Madre Teresa Toda, próximo a la Santa Rosa, en la Rotonda, en el edificio D ´Ángel Boutique, pero no se pudo establecer quien o quienes son los dueños del local.


Tras la situación presentada desde ayer, empleados se retiraron a su casa, mientras usuarios asisten en busca de los servicios, pero tienen que permanecer apostados en las afueras de las oficinas, en espera de alguna solución al impase.


La situación obligó a que las autoridades judiciales ordenaran el envío de agentes policiales, pero los candados no fueron destruidos para permitir el acceso.


Se desconoce si la acción por parte de los propietarios del edificio está amparada en alguna decisión judicial o si se hizo de manera unilateral.