Peng Fan, cocinero profesional a quién gusta preparar platos diferentes y con animales exóticos, resultó sorprendido al utilizar a una cobra como ingrediente principal.


Las imágenes publicadas muestran al chef cortando la cabeza del reptil y separándola del cuerpo, sin importar la distancia de la cabeza y el cuerpo la cobra sigue mostrando señales de vida.


Sin importarle al chef que el animal sigue viva, utilizó una brocha para aplicar aceite en la parte superior de la cabeza, mientras que el cuerpo se movía en el otro extremo de la mesa. La cobra intentó respirar abriendo la boca y en su intento de defensa atacó al chef.


El ataque de la cobra inyectó en Fan el veneno mortífero, provocando que gritara y se desmayara. Los consumidores del restaurante se sorprendieron al escuchar gritos en la cocina sin explicarse que estaba sucediendo.


“Lamentablemente el antídoto no fue suministrado a tiempo y el chef no contó con mucha suerte”, informó un oficial y aseguró que las cobras siguen con vida aún cuando se les haya separado del cuerpo.