destructores de selvas


Las autoridades brasileñas dicen haber desmantelado una organización criminal que consideran la “mayor destructora” de selva amazónica.


La banda está acusada de invadir, talar y quemar grandes áreas de terreno público y venderlo ilegalmente a agricultores.


En una declaración, la Policía Federal dijo que los crímenes del grupo han costado hasta $220 millones.


Cinco hombres y mujeres han sido arrestados en el estado de Pará, en el norte del país.