avi


Un caza de la Fuerza Aérea del Reino Unido escoltó este martes hasta el aeropuerto inglés de Manchester a un avión de pasajeros, después de que el piloto alertase sobre la existencia de un “posible artefacto a bordo”, tal como informó la Policía.


El superintendente John O’Hare, de la Policía de la ciudad de Manchester (norte de Inglaterra), reconoció en un comunicado poco después de que se declarara la alerta que era “vital que tratemos esta situación como una emergencia”.


“La gente verá a la policía y otras agencias en el aeropuerto y sus instalaciones. Les pedimos que no se alarmen. Nuestra respuesta será tan exhaustiva como proporcionada, mientras que nuestra principal preocupación son las personas a bordo y en los alrededores del aeropuerto”, dijo el responsable policial antes de confirmar que se trataba de una falsa alarma.


En el avión, que aterrizó sin problemas en el aeropuerto de Manchester y procedía de Doha, iba un pasajero que realizó una broma que generó la alerta.


Según las autoridades de Reino Unido el hombre se encuentra en manos de las autoridades en estos momentos y aún no se ha revelado su identidad ni nacionalidad.