Un vídeo que muestra como una niña deja de llorar al escuchar una canción de la cantante Katy Perry se volvió viral en las redes sociales, pues a solo dos días de colgado, cuenta con cerca de 4 millones de reproducciones.


Las imágenes presentan a la bebé en un auto llorando desconsoladamente, lo que cambió de inmediato a alegría al escuchar el tema “Dark horse”.


La grabación causó tanta sensación que hasta la cantante decidió compartirla a través de su cuenta personal de Twitter con el mensaje: “Disponible para niñera por $10 la hora y cuatro oreos”.