Dos personas que se encontraban en una playa de Florida, fueron alertados a tiempo cuando un tiburón se encontraba muy cerca de ellos persiguiendo una presa.


Los bañistas, quienes fueron advertidos por personas que presenciaban la escena desde lo alto de un edificio, al darse cuenta de la situación, salieron corriendo del agua.