onu


Pese a que aún estaba reciente el escándalo por los ataques contra una escuela de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Gaza, las autoridades palestinas denunciaron una nueva ofensiva por parte del Ejército de Israel contra otro centro de refugiados, hostilidades que causaron la muerte de al menos diez personas en la ciudad de Rafah.

De acuerdo al portavoz del Ministerio de Sanidad, Ashraf Al Qidra, varios aviones de guerra de Israel sobrevolaron la escuela de la ONU y atacaron el centro de resguardo, ocasionando la muerte inmediata de diez personas y dejando un saldo de decenas de heridos.

Por su parte, el vocero de la UNRWA, como se le conoce a la agencia de la ONU para los regufiados palestinos, Chris Gunnes, reconoció que hubo un bombardeo en la zona donde se encuentra instalada una de sus escuelas, la cual brinda protección a más de tres mil palestinos.

De esta manera, la ONU condenó el bombardeo sobre una de sus instituciones y exigió que se lleven a cabo las investigaciones adecuadas para esclarecer los crímenes. Es un ultraje moral y un acto criminal, acusó el secretario general de la institución, Ban Ki-moon, advirtiendo que el reciente ataque atenta contra la ley humanitaria internacional.

Por su parte, el coordinador humanitario de la ONU en Palestina Ocupada, James W. Rawley, indicó que el mundo está siendo testigo de un desastre sanitario y humanitario, por lo que exhortó a ambas fracciones a poner fin a los combates de forma inmediata.

Acorde a las cifras de varias entidades globales, al menos 296 niños han muerto en la Franja de Gaza como resultado del conflicto entre Israel y Hamás, pese a que el Gobierno del Estado judío detuvo los bombardeos en el norte del territorio.