sec


MOCA._ Familiares de Raúl Tejada, un sospechoso en el secuestro y desaparición  del hacendado Ramón Sánchez (Monso), quien fue raptado en su casa del Distrito Municipal de Villa Trina, el 27 de noviembre del 2013, defendieron la inocencia del pariente y pidieron al jefe de la Policía Nacional, que el recluso, identificado como Raúl Tejada, no sea maltratado físicamente por los investigadores policiales. Es la segunda vez que Tejada, es investigado en relación al sonado caso.


Tejada, fue arrestado por segunda vez esta semana y las autoridades lo mantienen recluido en una celda de la base de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD) con sede en Santiago.


“Estoy preso en Santiago, en la base aérea, para que le digan a mami y ustedes sepan que estoy aquí para que estén enterados”, dijo Tejada en un mensaje de voz que envió a familiares y periodistas locales en el que confirma su detención en conexión con el secuestro.


La hermana del sospechoso, señora Naty Tejada, dijo que “no queremos que lo maltraten, busquen los verdaderos implicados, necesitamos una mano amiga, los abogados de Moca le tienen terror al caso y a los familiares del desaparecido al parecer”.


La señora Tejada agregó que en su familia, todos están muy nerviosos y asustados por el arresto de su hermano, de quien dijo no tiene nada que ver en el secuestro del hacendado.


Explicó que Tejada, fue torturado en la policía, durante el primer arresto.


“Nosotros nunca no hemos opuesto a que se investigue, ya lo investigaron de todas las formas, dejaron su pasola tirada sin decir nada, pensamos que fue chocado, deben dejarlo que se defienda y que tenga un abogado”, expresó la hermana del detenido.


Después que la policía rastreara amplias zonas del Cibao en busca del secuestrado o su cadáver, numerosas personas fueron detenidas en redadas selectivas, y varios fueron acusados por el rapto y el posible asesinato de Sánchez, aunque los parientes del hacendado insisten en que los imputados son “chivos expiatorios” y que la policía debe detener a los verdaderos responsables.


Se ha denunciado que los acusados formalmente y que guardan prisión en distintas cárceles, fueron supuestamente “molidos a golpes” y torturados con saña, incluyendo lesiones en sus testículos, en tanto, sus familiares denunciaron que se les acusó sin que la fiscalía ni la policía tuvieran las evidencias necesarias que los vinculen al secuestro de Sánchez.


El desaparecido, es el padre del reconocido abogado Víctor Sánchez, ex presidente del PRD en la provincia Espaillat. Expertos en materia legal, han cuestionado el que califican pésimo manejo de las autoridades judiciales y policiales y creen que actuaron, para ceder a las presiones de los familiares de Sánchez.


En principio, los arrestos incluyeron a un hijo del hacendado que residía en Nueva York, pero fue liberado posteriormente, cuando sus hermanos lo excluyeron como un posible sospechoso.


El caso, uno de los secuestros más sonados de los últimos años en la República Dominicana, por la incidencia de la víctima en la comunidad de Villa Trina y con varios hijos profesionales que mantienen presión mediática y judicial, fue declarado cerrado por el anterior jefe de la policía.


Los parientes de Sánchez, llevaron a cabo una campaña tanto en la provincia Espaillat como en otras partes del país, exigiendo que los investigadores detuvieran a los criminales que secuestraron al señor Sánchez.