hon


TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – Nueve personas murieron y otras cuatro resultaron heridas el martes cuando intentaban retirar el cuerpo de un familiar de una morgue, tras ser atacadas a tiros por pistoleros en la norteña ciudad de San Pedro Sula, informaron las autoridades.“En 15 años de laborar aquí jamás había visto una tragedia de esta magnitud”, dijo a The Associated Press el director de Medicina Forense de la fiscalía de San Pedro Sula, Héctor Hernández. Calificó de “terrible” lo ocurridoInformó que al menos cinco hombres fuertemente armados y encapuchados llegaron al lugar en la madrugada en dos camionetas y sin previo aviso dispararon de manera indiscriminada y repetidamente contra los parientes de José Luis “El Chino” Terrero, cuyo cuerpo iba a ser retirar en ese momento. Había sido asesinado por desconocidos el lunes.Siete de las víctimas fatales, entre ellas una mujer, eran parientes de Terrero y oriundas de Puerto Cortés, a unos 300 kilómetros al norte de Tegucigalpa, sobre el Caribe. Las otras dos eran empleadas de una funeraria cercana a la morgue.Las edades de los fallecidos oscilaba entre los 24 y 43 años. La policía dijo en un comunicado que investiga la situación y que aún no ha detenido a ningún sospechoso. En la escena del crimen se encontraron más de 70 casquillos de bala de distinto calibre.Desconocidos interceptaron la noche del lunes a Terrero, de 45 años, en su pueblo natal de Puerto Cortés, cuando iba en su automóvil, y lo mataron. La policía no especificó si estaba vinculado a grupos del crimen organizado o del narcotráfico. Lo identificó como comerciante y contratista de la alcaldía de Puerto Cortés.En enero de 2014 fueron asesinados en circunstancias similares dos hermanos de Terrero en un bulevar de San Pedro Sula, segunda ciudad hondureña.Más de 45 matanzas se han registrado, entre 2013 y lo que va de 2014 en Honduras, con más de cuatro víctimas mortales por cada hecho criminal, y dejaron un saldo de unas 190 muertos y 36 heridos.La violencia generada por las pandillas y el narcotráfico causan alrededor de 15 muertos al día, pese a los intensos operativos policiales que realiza el gobierno para mejorar la seguridad ciudadana.