El sismo derribó y daño muchos edificios, en particular de construcción antigua y residenciales, según detalla la agencia Xinhua.Al menos 150 personas han muerto, 1.300 han resultado heridas y 180 permanecen desaparecidas tras producirse un terremoto de 6,5 grados en la escala de Richter en la provincia de Yunnan, en el suroeste de China, informaron los medios locales.


Según informa el Centro Sismológico de China, el sismo se produjo a las 16.30 horas (08.30 GMT) y su epicentro se ubicó a 27,1 grados latitud norte y 103,3 grados latitud este con una profundidad de 12 kilómetros en el condado de Ludian, con 265.900 habitantes, perteneciente a la ciudad de Zhaotong en Yunnan.


No obstante, según confirma la agencia oficial Xinhua, las víctimas publicadas proceden del condado de Qiaojie de la ciudad de Zhaotong, que se ha visto gravemente afectado por el seísmo.


De momento, no hay datos de otras zonas.


El seísmo derribó y daño muchos edificios, en particular de construcción antigua y residenciales, según detalla Xinhua.


Oficiales de Policía y paramilitares se ha apresurado a desplazarse a las zonas afectadas, y se han comenzado a trasladar 2.000 tiendas de campaña, 3.000 camas desplegables, 3.000 mantas y 3.000 abrigos a la región.


La administración provincial de Yunnan ha enviado a un equipo de emergencia de 30 personas al epicentro del seísmo y pronto evaluarán la situación.


Según el diario South China Morning Post, el temblor se sintió en ciudades cercanas, como la capital provincial, Kunming, además de en Chongqing, Leshan y Chengdu en la provincia vecina de Sichuan.


Algunos residentes locales ya han publicado imágenes de las consecuencias del terremoto, en las que se puede ver ventanas y puertas rotas o paredes dañadas.


“Sentí una fuerte sacudida en mi piso, en una quinta planta, y algunos objetos pequeños empezaron a caer de las estanterías”, señaló un residente de Ludian a la agencia oficial Xinhua.


La mayoría de la gente salió de sus viviendas corriendo hacia la calle, señaló la residente, quien ha precisado que la electricidad se ha cortado y los servicios de comunicaciones se han visto afectados, por lo que es difícil contactar con vecinos de Ludian por teléfono.


Otro testigo indicó que sintió como si “navegara en un barco” cuando conducía su coche durante el temblor.


Este seísmo se produce pocas horas después de que otro de 5 grados golpeara la región occidental del Tíbet a las 14.00 horas (06.00 GMT), sin que tampoco en este caso se hayan informado de víctimas.


Zhaotong está a 300 kilómetros de Kunming, la capital provincial, donde en septiembre de 2012 un seísmo de 5,7 grados causó más de 80 muertos e hirió a más de 800 personas.


El suroeste es una zona de frecuente actividad sísmica y, en esta época del año, también sufre intensas lluvias que el pasado mes causaron serias inundaciones y corrimientos de tierra.