pre


sd.Las continuas lluvias que cayeron el fin de semana sobre gran parte del territorio nacional no aportaron el agua necesaria para elevar el nivel de las presas que están en estado crítico, ya que los mayores valores pluviométricos se concentraron en el este.


“Hacia la cordillera Central, tanto en la vertiente norte como la vertiente sur, no se recibieron aportes de lluvia por efecto de la depresión tropical que pasó por el país.


En ese sentido, las presas todas han quedado por debajo de los niveles, y siguen bajando en las condiciones antecedentes”, dijo a DL Luis Cuevas, encargado de la División de Operación de Presas.


En el país hay 32 presas, entre pequeñas y grandes. De las grandes, 14 embalses concentran la mayor cantidad de agua. De esas 14, en niveles de retención bajos están Jigüey y Valdesia -que aporta el agua para Santo Domingo-, y se está sumando la de Tavera.


Las 11 presas restantes tienen capacidad para tres meses de agua segura, tomando medidas de control, indicó Cuevas.


Las estaciones meteorológicas instaladas en el país, registraron los mayores valores de lluvia en Hato Mayor, en los aeropuertos La Romana, Las Américas y Joaquín Balaguer, San Isidro, San José de Ocoa y Mirador Norte.


Las precipitaciones, en cambio, vinieron a beneficiar la producción agrícola, afectada durante el año por una prolongada sequía.


“Todas estas lluvias han favorecido la agricultura dominicana, porque han suplido las necesidades de agua que anteriormente se les estaba dando limitada para riego”, dijo Cuevas.


Para hoy se prevé una disminución gradual de las precipitaciones a medida que la nubosidad asociada a la tormenta tropical Cristóbal se desplace fuera del territorio dominicano.