bio


MIAMI (AP) — Las autoridades federales de Estados Unidos acusaron al dueño de una clausurada clínica de la Florida por vender esteroides y otras sustancias controladas a jugadores del béisbol de Grandes Ligas, entre ellos el astro de los Yanquis Alex Rodríguez.



Anthony Bosch encara un cargo de conspirar para distribuir testosterona, según los documentos presentados el martes en el tribunal federal de Miami.


Los documentos señalan que entre octubre de 2008 y diciembre de 2012, Bosch conspiró por voluntad propia para distribuir el esteroide anabólico testosterona.


Catorce peloteros vinculados con la clínica de Coral Gables fueron sancionados el año pasado por Grandes Ligas. A-Rod se llevó la peor parte, y fue suspendido por toda la temporada de 2014.