hp


NUEVA YORK. Richard Gómez, que era el segundo al mando en un almacén de depósitos de la corporación fabricante de computadoras y otros dispositivos Hewlett Packard (HP) en Salem (Massachusetts), fue acusado de robarle a la empresa $1 millón de dólares en piezas de ordenadores.


Las autoridades persiguen también José Padilla y otro empleado no identificado, a quienes acusa de complicidad en el robo.


Los fiscales dijeron que Gómez robó más de $250.000 cuando asentaba falsamente ventas de piezas y omitía las reales transacciones en los libros corporativos de la compañía.


El depósito que manejaba Gómez está situado en el poblado de Salem en Massachusetts y el fiscal adjunto Phillip Mallard, dijo que el dominicano tenía dos cómplices que lo ayudaron en el millonario robo.


Gómez, acorde con el expediente, vendía las partes en internet, a través del sitio eBay y luego falsificaba los registros de la empresa para tratar de cubrir las lagunas financieras y las huellas de la estafa.


“Este fue un esquema muy bien elaborado que estaba sucediendo por años”, dijo el fiscal Mallard.


Los investigadores dijeron que al menos otros $370.000 dólares fueron obtenidos por Gómez con el robo. “El alcance de esta investigación, es amplio e implica cientos de miles, sino millones de dólares en componentes, que creemos que han sido robados”, expuso el fiscal.


El febrero de este año, la policía comenzó a investigar en el almacén, donde hizo el reporte de un robo, después que el jefe de seguridad recibió un e-mail anónimo en el que se le informaba que tres empleados estaban cometiendo el hurto, robándose unidades centrales que vendieron e eBay.


El correo, fue identificado como el de Gómez, José Padilla y un tercer sospechoso, cuya identidad los investigadores mantienen en anonimato.


Padilla está prófuga y del sospechoso no identificado. En investigaciones ulteriores, la policía descubrió que la cuenta e-mail de Gómez, estaba vinculada a eBay y que vendió piezas del sistema que faltaban en el almacén.


También la cuenta de Gómez figuraba en PayPal, desde donde se le enviaba el dinero a su cuenta bancaria.


“Los registros de las cuentas bancarias del señor Gómez, muestran numerosas transacciones de las que sacó entre $6.000 y $7.000”, agregó el fiscal Mallard.


Una exnovia de Gómez, envió un correo electrónico a Hewlett Packard, denunciando el robo. Ella dijo que su ex compañero sentimental “es el principal ladrón”.