el mendigo millonario


George Konnight, un estadounidense que falleció a los 79 años, resultó ser propietario de una fortuna de más de 3 millones de dólares a pesar de que vivía prácticamente sin ninguna comodidad material.


El dinero procedía de la venta de un terreno de 125 kilómetros cuadrados situado en Ramapo (estado de Nueva York) que realizó en noviembre su hermana, fallecida recientemente.


Konnight fue encontrado sin vida en un bosque no lejos de su casa y la Policía todavía no puede determinar las causas de su muerte, aunque indican que es muy probable que falleciera debido a una enfermedad.


El detective Marcos Emma dijo que, según cuentan los vecinos, Konnight llevaba una “vida muy sencilla”, casi de ermitaño, y que su casa estaba en tan mal estado que parecía abandonada.