crimen silueta piso


Es una historia real, aunque parezca un guión de las más horripilantes películas de terror.


Chava Sitirn, una mujer judía de Brooklyn, de 28 años de edad, vivió durante un año con el cadáver descompuesto de su madre y cuyos restos fueron hallados ayer martes por la policía, debajo de un montón de basura.


El cadáver en descomposición, pertenece a la difunta Susie Rosenthal, una judía de 61 años de edad y al que la Oficina del Médico Forense hará el experticio oficial para determinar la causa de la muerte.


Las autoridades dijeron que el esqueleto, fue encontrado en el apartamento de la occisa, situado en un edificio del sector Borough Park, en Brooklyn y que la muerta, compartía en vida, con su hija.


La policía recibió una llamada a las 3:00 de la tarde, en la que vecinos de la difunta, reportaron un fétido hedor. Cuando los oficiales llegaron a la escena, notaron que la hija, estaba actuando de manera anormal y fue ingresada en el Centro Médico Maimonides para una evaluación psicológica.


El cadáver fue hallado a las 5:00 de la tarde. Los vecinos le dijeron a la policía que hacía meses que no veían a la señora Rosenthal, entrar o salir del apartamento. Tanto la difunta como la hija, tienen antecedentes de problemas mentales.