0011325241Clinton, Inc. cuenta detalles de las infidelidades del ex presidente de los EEUU. La logística para cubrirlo y las otras celebridades que fueron sus amantes


En “Clinton, Inc.: La audaz reconstrucción de una máquina política” su autor, el periodista Daniel Halper revela no sólo las otras amantes y las conversaciones eróticas que mantuvo el ex presidente norteamericano Bill Clinton.


Halper se basó en los documentos presentados por la defensa de Monica Lewinsky durante el juicio que enfrentó el ex mandatario de los Estados Unidos y que lo puso al borde de la renuncia a su cargo y del fin de su matrimonio con Hillary Clinton, ex Secretaria de Estado de Barack Obama.


Pero también deja un apartado a los diálogos eróticos que Clinton habría mantenido -según los documentos de los letrados- con la ex becaria de la Casa Blanca.


Las complicidades entre los amantes habrían llegado a oídos indiscretos que los transmitió a las personas equivocadas.


Estas conversaciones íntimas habrían sido interceptadas por autoridades de Gran Bretaña, Rusia e Israel y utilizadas de manera impropia, según relata el periodista en su polémico libro, según consignó el diario español El País.


En los cientos de páginas que llegaron a poder del también editor del “The Weekly Standard” se establece fehacientemente la cantidad de veces que ambos tuvieron sexo y todas las conversaciones que mantuvieron, según Lewinsky como mecanismo de excitación para el ex mandatario.


Pero no sólo de las charlas eróticas entre ambos amantes trata el libro. También enumera otras dos famosas “novias” que Clinton habría tenido durante sus años en la Casa Blanca.


Ellas son la cantante Barbara Streisand, con la bellísima actriz británica Elizabeth Hurley y con una Miss Arkansas, Lencona Sullivan.


En el mismo orden, The New York Post revela fragmentos de otro libro que cuenta una infidelidad que continuaría aún hoy. Se trata de sus encuentros con la enigmática “Energizer” -como la apodan sus hombres de seguridad- que lo visitaría frecuentemente y cuya belleza sería increíble.


Según el libro de Ronald Kessler, los custodios tanto de Clinton como de la ex primera dama estarían en combinación para evitar que ambas mujeres puedan cruzarse.


El mismo autor también cuenta que Clinton tuvo diversos amoríos con la modelo y actriz Gennifer Flowers, Dolly Kyle Browning y Elizabeth Ward Gracen.