tito trinidad


Tito Trinidad presentó hoy su contestación al pleito instado en su contra por Banco Popular (BPPR) y contrademandó a la institución financiera, reclamando la cancelación por fraude de los préstamos que el banco le pretende cobrar, más compensación por daños que sobrepasan la cifra de $28 millones.


En su reclamo Trinidad alega que él le confió al BPPR la planificación de sus finanzas e inversiones y le entregó en noviembre de 2010 su capital con un valor neto de alrededor de $22.2 millones para que los administrara.


Según un comunicado emitido por los abogados de Trinidad , “el plan que BPPR diseñó, adoptó e implementó para el manejo de las inversiones y finanzas de Tito Trinidad era doloso.


Fue adoptado e implementado actuando con malicia y con la intención de causar daño, porque tenía la intención de defraudar a Tito para generar ingresos a su costa, exponiéndolo a riesgos excesivamente altos para su perfil conservador y que eran absolutamente innecesarios”.


Del BPPR haber actuado responsablemente y haber invertido este capital en inversiones diversificadas de valor crediticio adecuado, estas inversiones le hubiesen dejado a Tito un rendimiento de alrededor de $90,000 mensuales, que es mucho más de lo que él ha recibido para sus gastos personales del BPPR, sin riesgo o disminución alguna a su capital.


En su reclamo Trinidad alega que de no ser por la culpa de BPPR él tendría al día de hoy no menos de $22.2 millones netos libre de deudas. Por culpa del BPPR Tito Trinidad ha también incurrido en pago multimillonarios para el pago de intereses del préstamo, y cargos por comisiones y transacciones que no se hubieran incurrido si el préstamo hubiese sido saldado oportunamente, indica el comunicado.


Entre los daños económicos causados por el BPPR, Trinidad reclama que el BPPR asuma el monto de la pérdida que sea necesaria para cancelar el préstamo a su favor de $21,850 millones, que se encuentra reducido a $15.535 millones.


Exige además pagar las hipotecas que gravan sus propiedades que debieron haberse liquidado, y compensar a Trinidad por la totalidad del capital neto de alrededor de $22.2 millones que él tenía cuando llegó a BPPR. Asimismo, en la contra demanda Trinidad solicita se le restituya el monto de la aportación en efectivo que él hizo para abonar al préstamo, más la devolución de los intereses pagados por él sobre el préstamo y los cargos por comisión por concepto de las transacciones indebidas.


Según el abogado de Trinidad, Eric Quetglas, “el BPPR hasta ahora ha adoptado una actitud temeraria negando su participación activa en el manejo de las finanzas e inversiones de Tito Trinidad, argumentando que cualquier responsabilidad sería de su afiliada Popular Securities.


Esta contestación y reconvención pone en manifiesto la responsabilidad directa del BPPR por su manejo irresponsable, por medio de su División Popular One, de las finanzas e inversiones de Tito Trinidad.”