conv


Enfrentamientos a tiros, denuncias sobre robo de urnas y fuertes discusiones entre representantes de las facciones de Miguel Vargas Maldonado y Guido Gómez Mazara matizaron ayer el proceso de la XXX convención del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), en la que ambos dirigentes se disputaban la presidencia de la organización.


En algunos lugares, como es el caso de San Juan de la Maguana, San Cristóbal, Baní, San Pedro de Macorís y Nagua el proceso no se realizó por la exclusión de militantes y dirigentes, así como por la falta de delegados de Gómez Mazara.


Según reportes de corresponsales del Sur profundo, en muy pocos de los 22 municipios de las provincias Azua, San Juan y Elías Piña, fue posible la celebración de la convención.


De acuerdo a los reportes obtenidos a partir de las primeras horas de la mañana y comienzo de la tarde de ayer domingo, entre los pocos municipios donde se celebró la jornada figuran El Cercado, Bohechío, Tábara, Sabana Yegua, Hondo Valle y El Llano.


Según se informó, en Comendador, Miguel Ramírez -seguidor de Miguel Vargas Maldonado- se presentó al centro de votación, pistola en manos, secuestró y se llevó la urna antes de iniciarse la votación, desconociéndose los motivos.