tanq


Quince personas murieron cuando un tanque israelí disparó contra un complejo donde se encuentra una escuela de Naciones Unidas en el norte de la Franja de Gaza durante un enfrentamiento con milicianos palestinos, informaron autoridades palestinas de salud.


Por su parte, los navíos israelíes dispararon más de 100 proyectiles sobre la costa de Ciudad de Gaza y el norte de la Franja, según el portavoz. Los equipos de rescate no podían trabajar en la zona debido al intenso fuego, señaló.


Ashraf al-Kidra, funcionario palestino de salud en Gaza, dijo que las quince víctimas se encontraban entre cientos de personas que trataban de protegerse en la escuela del intenso tiroteo en la zona. Al menos 150 personas sufrieron heridas.


El incidente del jueves representa la cuarta ocasión en que alguna instalación de Naciones Unidas es alcanzada por fuego producido por los enfrentamientos entre Israel y milicianos palestinos en Gaza, que es gobernada por el grupo islámico Hamas.


El jueves la Franja de Gaza fue escenario de ataques con tanques y aviones israelíes, mientras los milicianos de Hamas se aferraban a su demanda de que Egipto e Israel levanten su bloqueo, ante los esfuerzos de Estados Unidos por mediar en un alto el fuego.


Seis miembros de una familia y un bebé de 18 meses murieron cuando una bomba israelí cayó en el campo de refugiados de Jebaliya en las primeras horas de la mañana, dijeron funcionarios policiales y de salud en Gaza.


Otros 20 resultaron heridos, y los socorristas removían los escombros en busca de sobrevivientes.  Un ataque a la población de Abassan, en el sur de la Franja, mató a cinco miembros de otra familia, dijo el funcionario de salud Ashraf al-Kidra. Abassan es una localidad vecina de Jan Yunis, una zona donde se produjeron intensos combates el miércoles.


En los 16 días de combates han muerto 736 palestinos, en su mayoría civiles, según autoridades sanitarias palestinas. Israel ha perdido 32 soldados, todos desde el 17 de julio, cuando amplió su campaña aérea con una operación por tierra dirigida a acabar con el fuego de cohetes de Gaza y destruir una sofisticada red de túneles transfronterizos.  También han muerto dos civiles israelíes y un trabajador tailandés en Israel.


El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no hizo ninguna referencia a los esfuerzos por lograr u alto el fuego en una comparecencia durante la visita del ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, e insistió en su determinación en neutralizar las amenazas planteadas por cohetes y túneles.


Más de 2.000 cohetes se han disparado a Israel desde Gaza desde el 8 de julio, y el ejército de Israelí dijo haber descubierto más de 30 túneles entre ambos territorios, algunos de los cuales ha empleado Hamas para realizar ataques.


“Comenzamos esta operación para devolver la paz y la tranquilidad a Israel”, dijo Netanyahu en Jerusalén. “Y las devolveremos”.