Inundaciones_China


Siete personas han muerto, más de 5,5 millones se han visto afectadas y unas 170.000 tuvieron que ser evacuadas a consecuencia de las lluvias torrenciales e inundaciones en las provincias centrales chinas de Hunan y Guizhou, informó hoy la agencia oficial Xinhua.


Hunan es la zona más afectada por las crecidas, que obligaron a reubicar a 148.400 habitantes y destruyeron unas 13.000 viviendas, causando pérdidas económicas por valor de 730 millones de yuanes (unos 120 millones de dólares).


Una de las localidades más turísticas de la provincia, Fenghuang, famosa por sus puentes y casas tradicionales junto al río, es una de las más golpeadas por las inundaciones, que han destruido muchos comercios de las calles más visitadas y han obligado a evacuar a turistas y comerciantes.


En la vecina provincia de Guizhou, el mal tiempo ha forzado la evacuación de 21.000 personas, también según la agencia oficial Xinhua.


Las tormentas e inundaciones han afectado el tráfico ferroviario y por carretera, al anegar importantes autopistas y vías férreas de la zona.


China sufre frecuentes desastres naturales en los meses estivales, por influencia del clima monzónico, especialmente en la mitad sur del país.