asodwe


SANTO DOMINGO. En las compras por internet, por un monto máximo de US$200, participan medio millón de dominicanos, estima la Asociación Dominicana de Empresas Courier (ASODEC).


Según José Burdie, presidente de la entidad, estas importaciones, realizadas básicamente por personas físicas para su consumo, representan unos US$100 millones al año. “No supera el uno por ciento de las importaciones”, estima.


Este mercado se encuentra en medio de una batalla con las grandes tiendas que integran la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC), que lo califica de “competencia desleal”.


Después de una intensa campaña de espacios pagados por parte de la ONEC para que se le cobre impuestos a las compras por Internet, este miércoles, la Dirección General de Aduanas (DGA) anunció que lo haría a partir del 15 de agosto.


Esa medida “administrativa” es contraria al artículo 4 del decreto No. 402-05, emitido por el presidente Leonel Fernández el 26 de julio del 2005, que estipula que los envíos de bajo valor (menos de US$200), están “libres del pago de derechos e impuestos”.


En la mañana de este miércoles, este reportero visitó a la DGA, para solicitar copia del supuesto nuevo decreto que deroga lo dispuesto en el 402-05. A pesar de la insistencia, no se entregó, y el encargado de prensa dijo desconocer que existía. Pidió que se le dejara el número de teléfono, e informó que el director de Aduanas, Fernando Fernández, estará en una actividad pública este jueves, donde responderá preguntas.


En rueda de prensa, Burdie califica como “inaudito” y “aberrante” el supuesto hecho de que la DGA, de forma “puramente administrativa”, pretenda modificar el mandato expreso de un decreto. Lo calificó como “ilegal”, y estima que la carga fiscal para los consumidores sería de entre un 18% y 38%.


Este nueve de julio, la ONEC envió una carta pública al presidente Danilo Medina, firmada por 21 organizaciones empresariales, en la que le pide la eliminación de las exenciones del pago de impuestos a empresas “que operan fuera del territorio, que ni generan empleos, ni aportan nada a la economía y al desarrollo nacional”.


En ese entonces, Ernesto Martínez, que preside a la ONEC , parece haber augurado la polémica medida de la DGA. Dijo que era inminente que se tomaran decisiones “que corrijan de una vez y por todas las graves distorsiones que supone la aplicación del decreto 402-05, que permite una exención fiscal general a empresas que operan fuera del país”.


En el marco de la reforma tributaria del 2012, en la que había sido gravada la venta por internet por debajo de US$200, el presidente Danilo Medina se vio precisado a mandar un proyecto de ley para eliminar ese impuesto. En medio del rechazo social a ese gravamen, dijo que “podría generar una situación de grave desigualdad en perjuicio de los consumidores”.