Blooklyn


Aprovechando una brecha o descuido en la seguridad del centenario puente Brooklyn, desconocidos lograron escalar la impresionante estructura y se robaron la gigante bandera americana, izando en su lugar, un trapo blanco de menores dimensiones.s


Las banderas de las barras y las estrellas, estaban colocadas a ambos lados en la parte superior del puente y fueron hurtadas durante la noche del lunes, dijo la policía ayer martes.


Bomberos y policías bajaron los trapos blancos, símbolo tradicional de paz y abdicación durante las guerras y quitaron grandes ollas de aluminio que los ladrones usaron para tapar las luces del puente, que tienen abrazaderas plásticas.


Por el puente Brooklyn, se cruza desde la parte más baja de Manhattan en el sector de Loisada hacia el referido condado. La estructura tiene una larga historia de ser usada para multitudinarias marchas, protestas y eventos deportivos locales e internacionales y es utilizado diariamente por miles de choferes y peatones.


Nick Krevatas, un pintor de 49 años, que fue llamado para reemplazar las banderas americanas robadas, dijo que le sorprende que nadie viera nada.


Antes de las 3:30 de la tarde de ayer lunes, ambas banderas desaparecidas fueron reemplazadas por otras. La policía averigua cómo los ladrones, tuvieron acceso al puente, generalmente con una hermética vigilancia y tiene patrullas en sus alrededores las 24 horas, con numerosas cámaras de seguridad.


También carros patrulleros de la policía, se estacionan en las inmediaciones de las calles Old Fulton y Tillary, próximas al puente Brooklyn.


En el 2004, manifestantes contra el entonces presidente George W. Bush, se robaron una bandera americana también gigante, durante la convención nacional republicana, para exigir que participantes arrestados en la protesta, fueran liberados.


Llegar a la cima del puente, donde están las banderas americanas no es nada fácil. Se debe caminar un cuarto de milla a través de los cables gigantes de un pie de ancho y usar correas para sostenerse.


El presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams, dijo que podría tratarse de una broma y que no se estaba riendo del robo de las banderas americanas, “porque la seguridad pública de nuestra ciudad, es de suma importancia”.