Hechando Una Pavita


Un joven imputado de cometer un carjacking fue detenido cuando fue encontrado durmiendo dentro del mismo vehículo que robo días antes.


Miguel A. García García fue acusado por robo de un auto a mano armada y por portar un arma de fuego durante la comisión del delito por hechos ocurridos el 20 de junio pasado en Bayamón, cuando robó un Mitsubishi Lancer.


Tres días más tarde, se recibió una llamada al cuartel de la Policía de Río Piedras relacionada a un sujeto durmiendo dentro de un Mitsubishi Lancer gris estacionado frente a un pub en Río Piedras.


A eso de las 9:20 a.m., agentes llegaron al lugar y al registrar el número de tablilla, indicaba que el auto había sido robado en medio de un carjacking.


El ocupante estaba durmiendo en el interior y tenía un arma de fuego negra entre sus piernas, visible desde el exterior del carro. Según las autoridades, se trataba de una pistola Glock nueve milímetros cargada con un magacín con 15 balas y otro con 17 municiones en sus bolsillos.


Este miércoles, la víctima del carjacking lo identificó y al ser entrevistado por agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), García García admitió que cometió un carjacking el 20 de junio usando un arma de fuego. Dijo que le dieron la pistola el día antes.
La lectura de acusación es el 7 de julio. El fiscal del caso es Nicholas Warren Cannon.