Sin ninguna explicación, sin haber planta química cerca, un río en Wenzhou, China amaneció de color rojo-sangre. Nunca había pasado antes y los residentes no tienen idea de lo que acontece.


Científicos estudian las causas y aún no se ha determinado algo concreto. El río empezó a tornarse rojo en la madrugada del jueves a eso de las 4am, hora local de China.