chi



Los bebés recién nacidos están entre la población más vulnerable a la fiebre chikungunya, con un alto índice de casos en los centros de salud, aunque el número de pacientes con los síntomas del virus ha descendido en los últimos días en las emergencias.


En la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia han nacido 64 niños con el virus, transmitido por sus madres, desde el pasado 22 de mayo hasta el 30 de junio.


El perinatólogo del centro de salud, Luis Rivera, dijo que solo en el mes de junio se realizaron 1,902 partos, de los cuales 42 bebés nacieron con chikungunya, cifra que consideró como una de las más altas de la región del Caribe en este caso.


Indicó que para los recién nacidos el virus es catastrófico porque los deteriora bastante. Dijo que los niños no pueden moverse debido al dolor, pierden el apetito y lloran de manera desesperante.


En la maternidad hasta el mediodía de ayer se encontraban ingresados 16 niños con el virus, manifestando los síntomas después del segundo y séptimo día de nacidos.


Menos pacientes
Una leve reducción de personas afectadas por el virus se observó en las emergencias de los hospitales, donde desde que apareció el primer caso en abril han estado abarrotados de pacientes. En el caso de los niños recién nacidos, Rivera dijo que han disminuido, pero considera que es circunstancial, porque cada día en el país aparecen más casos.


De su lado, el director de la Maternidad de la Altagracia, Víctor Calderón, dijo que ha disminuido a 2.5 por ciento, los casos de mujeres embarazadas con síntomas del virus. Sostuvo que aún no se registran muertes en la maternidad y que sólo llegan dos y tres mujeres al día con los síntomas.


En tanto que en el hospital Luis Eduardo Aybar, uno de los centros donde más casos se han registrado, al martes solo acudieron 109 personas de diferentes puntos de la capital, en comparación al fin de semana, con unos 153 pacientes.


La misma disminución se observó en la emergencia del hospital infantil Robert Reid Cabral, donde el número de madres con sus hijos con fiebre eran menos en comparación con días anteriores. Según la subdirectora del centro, Virgen Gómez, se han registrado en epidemiología unos 268 casos, de los cuales 176 corresponden al personal y 92 a niños.