ra


Una joven de 16 años, estudiante del tercer año del bachillerato, fue raptada y presuntamente violada por desconocidos en un matorral a orillas del Río Pantuflas del sector San Isidro de esta ciudad, a unos 100 metros de donde vive la adolescente junto a sus padres.


El hecho corrió a las 8: 30 de la noche del miércoles cuando la jovencita, cuyo nombre se omite por razones legales, salía de la casa de una hermana a pocos metros de donde reside con sus padres.


La madre de la menor explicó a este reportero que su hija había salido para una iglesia que queda frente a su vivienda, y, al notar que ya la estaban cerrando, se dirigió a casa de una hermanita que vive cerca, pero que la hermana no se encontraba, optando por regresar; y que, cuando retornaba, alguien le atravesó un pie, derribándola y, de inmediato, poniéndole algo en la boca.


Testimonio
La afligida madre explicó que la joven fue encontrada por un vecino, tras salir un grupo en su búsqueda, a las 10: 30 p.m., tirada en unos matorrales a dos metros de la ladera opuesta del Río Pantuflas, con la ropa desgarrada.


“Cuando ella viene de allá para acá le hacen una llamada diciéndole: “Te estoy vigilando y estoy bien cerca de ti”; entonces, cuando ella viene huyendo, ahí mismo sale un  hombre y le mete un pie y la tumba.


Cuando ella cae al suelo, sintió que le pusieron algo por la boca, y, donde la llevaron, a la hora y pico fue que dizque recordó y ya tenía todo lo que le habían hecho. Ya tenía la ropa toda rota; unas tijeras arriba de ella; una botella de ron al lado, vacía. Lo que yo quiero es que se haga justicia”, manifestó.


Explicó que en el celular de la joven había 4 mensajes donde el presunto violador le decía que la había limpiado con la misma ropa de ella.


Autoridades
Al ser consultado sobre el hecho, el fiscal, Iván Batista Mena, manifestó que el caso está bajo investigación, tanto de la Policía como de la Fiscalía, y que se procedería en las próximas hora a trasladar la adolescente a un centro médico de La Vega, para los estudios psicológicos y físicos correspondientes. Prometió que el caso no quedará impune.


Sobre el particular, tanto la madre, como el padre de la menor,  urgieron a las autoridades a que esclarezcan lo más pronto posible el hecho y se castigue al culpable o los culpables con todo el peso de la ley.