mll


Tal y como lo planteó la Asociación Dominicana de Radiodifusoras (Adora) la semana pasada en ¡Alegría!, el Día de la Radiodifusión, propietarios y directores consideran que el Anteproyecto de Ley de Música busca darle el tiro de gracia a la radio del país.


La idea del diputado y cantautor Manuel Jiménez para que las estaciones de radio suenen un 50 % de música (40 % del folclor dominicano y 10 % de música clásica) “es un atentado a la clase productiva que representamos”, precisa José Reyes, presidente del consejo directivo de Adora.


Al respecto también se pronunciaron ayer Ramón Lluberes (director de las emisoras Escándalo 102, Sonido Suave, La Bakana Santo Domingo y Santiago y Caliente Sur y Este), Roberto Rodríguez (director general de las 16 emisoras del Grupo Medrano) y Rubén Camilo (administrador de Supra FM y Power 103 en Santo Domingo, Tremenda y KV-94 en Santiago).


Opiniones adversas a dicho anteproyecto también externaron Marino Vásquez (presidente de Kiss 95 y Latidos en la capital, Ultra 106 en Baní y Eclipse FM en Constanza), y Roberto Lama (presidente y gerente general del circuito Empresas Radiofónicas, que opera más de quince emisoras en el sur del país)


Ramón Lluberes. “Entiendo que ese proceso debe comenzar por las emisoras estatales, porque hay estaciones como Dominicana FM, Radio Educativa Dominicana, Quisqueya FM, La Voz de las Fuerzas Armadas y otras frecuencias que están un poco ociosas”.


Roberto Rodríguez. “En República Dominicana hay cientos de emisoras con formatos diferentes y posicionadas a nivel de audiencia. Obligarlas a que cambien su programación sería como empezar de cero y dejarían de ser fuentes de trabajo”.


Rodríguez agregó que la mayoría de las estaciones que dirige tienen como fuerte la música dominicana como el merengue, la bachata y ahora, la salsa.


Rubén Camilo. “Recuerdo que en los años 70 hubo un intento de hacer lo mismo en la radio: 50 % de música dominicana, pero ahí entró la década de los 80 y tú sabes lo que sucedió, fue la mejor época del merengue. Ahora bien, una ley de esa naturaleza, para comenzar, acabaría con el formato de todas las estaciones de radio, no sé si sería algo inconstitucional, habría que estudiarlo, creo que pueden buscarse otras fórmulas para darle más apoyo a lo nacional”.


Marino Vásquez. “Hoy en día la radio está clasificada, la gente busca lo que quiere, si busca noticias sintoniza programas interactivos y si prefiera música suave hay programaciones de merengue, salsa y bachata, baladas pop, rock, urbanas y hasta religiosas”.


Roberto Lama. “Los radiodifusores siempre hemos respaldado la producción local y los talentos criollos. Algunos de nosotros tenemos emisoras de radio que difunden las 24 horas un 100 % de música dominicana, solo merengues. En estos tiempos el abanico de opciones de diferentes géneros musicales y de artistas a nivel internacional es tan amplio que sería una excepción que uno de los países con más estaciones de radio del mundo no tenga espacio para colocar tanta música porque se le ha ocurrido a alguien limitar a los medios en su forma de programar”.