hosp


El diputado de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Vinicio Castillo Semán, propuso hoy al Gobierno la construcción de uno o dos grandes centros de maternidad en los pasos fronterizos para atender las parturientas haitianas que vienen a dar a luz al país.


 El legislador afirmó que las obras se pueden edificar con los mismos recursos que se están utilizando para financiar la atención de mujeres haitianas embarazadas en los centros de salud de República Dominicana.


Subrayó que esos centros de salud permitirían al Gobierno poder restringir, únicamente a esos hospitales, las parturientas haitianas que a diario dan a luz en el territorio nacional. 


Manifestó que el servicio continuaría siendo gratuitamente, como una contribución adicional del Gobierno dominicano a la vecina nación.


“Nosotros proponemos al Gobierno la construcción de una o dos grandes maternidades cerca de los pasos fronterizos para darle servicio a las mujeres haitianas que vienen a parir aquí, bajo un control migratorio”, dijo Castillo Semán.


Indicó que los centros hospitalarios se pueden construir en zonas como Jimaní, Dajabón o Elías Piña, ya que son las de mayor flujo migratorio de haitianos a territorio dominicano.


El ministro de Salud Pública, doctor Freddy Hidalgo Núñez, reveló ayer que el 50 por ciento de las parturientas asistidas en los hospitales de la región fronteriza son haitianas, lo que incrementa los índices de mortalidad materna e infantil del país.


En el hospital José María Cabral y Báez, de Santiago, el Estado se ve en la necesidad de invertir hasta tres veces más recursos en los partos que se practican a mujeres haitianas que a las dominicanas, debido al mal estado de salud y problemas ginecológicos que presentan al momento de ingresar a ese centro asistencial.


El doctor Núñez explicó que desde el inicio del año se analiza el impacto del tema salud de los haitianos, partiendo de la situación en el 2013, ya que el 18 por ciento de las atenciones a partos con cesáreas a nivel nacional, son a parturientas haitianas. En los hospitales fronterizos esa cifra alcanza el 50 por ciento.


Mientras el vocero del hospital Cabral y Báez, Johnny Lama, dijo que la presencia de parturientas haitianas en ese centro de salud es tan apabullante, que ha habido días en que una de las salas de parto ha tenido nueve mujeres lista para alumbrar y que todas eran haitianas.