procurador


El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, llamó este martes a los jóvenes a retrasar lo más que puedan sus primeros contactos sexuales a los fines de evitar situaciones que ponen en riesgo su salud y desarrollo personal.


“Un embarazo no planificado provoca serios trastornos biológicos, sobre todo, si la adolescente es menor de 15 años, porque además de repercutir en la esfera social, se interrumpe el proyecto educativo y surge la necesidad de ingresar prematuramente a un trabajo que siempre es mal remunerado”, afirmó.


Tras destacar que el tema de los embarazos en adolescentes es un asunto de competencia de todos y todas, llamó a los padres a alertar a sus hijos de los riesgos que conlleva la sexualidad prematura en la sociedad.


Exhortó a inculcar a sus hijos la abstinencia, procurando demorar el inicio de la actividad sexual, no necesariamente hasta el matrimonio, sino hasta que sus hijos sean maduros, diestros y capaces de desarrollar una actividad sexual responsable y con el mínimo riesgo del embarazo no deseado.


“El embarazo irrumpe en la vida de la menor de edad en momentos en que todavía no alcanza la madurez física y mental, y a veces en circunstancias adversas como son las carencias nutricionales o otros tipos de enfermedades, y en un medio familiar generalmente poco receptivo para aceptarla y protegerla”, advirtió al abordar el tema durante la conferencia magistral “Problemática Social de las Adolescentes Embarazadas “, dirigida a residentes del municipio de Haina.