Pamplona


Un hombre que se tomó una peligrosa selfie durante la corrida de toros en Pamplona, en la que la bestia de media tonelada está detrás de él, todavía sigue en la corrida, pero esta vez porque lo sigue la policía.


El hombre delgado y con barba, hasta el momento no identificado, enfrenta una multa de 4.100 dólares (3.000 euros) debido a las nuevas normas de la ciudad de Pamplona que buscan hacer que la corrida mundialmente famosa sea un poco más segura.


Los ochos días consecutivos de corridas finalizaron el lunes, en los que un total de 42 personas resultaron lesionadas y fueron llevadas al hospital durante la semana. Entre ellas, ochos hombres fueron corneados, incluyendo tres extranjeros: el estadounidense Bill Hillmann, 32 años de edad, de Chicago, y dos Australianos, de 26 y 24 años, cuyos nombres no fueron revelados inmediatamente.


El llamado “hombre de la selfie” se libró de ser herido en el tumultuoso quinto día de las corridas el viernes pasado, pero pudo haberse causado daño a sí mismo u a otros, razón por la cual las autoridades aprobaron las nuevas normas.


Llevar cualquier dispositivo para grabar o tomar fotos durante la corrida está prohibido, porque distrae al corredor de tratar de estar a salvo, hacer cualquier cosa que ponga en peligro a los otros es considerada una falta grave, de acuerdo a la nueva legislación de la ciudad.


En el video oficial de la corrida de la televisión estatal española, se ve al hombre de la selfie al final del recorrido de 850 metros, o media milla, sosteniendo un dispositivo de grabación que parece un teléfono, sosteniéndolo en alto en su mano derecha.


Esto fue justo antes que los toros entraran a la plaza de toros en una pendiente cuesta abajo, y el paso es rápido. El hombre aparece en el video un minuto y 56 segundos después de iniciada la corrida, a la derecha de la calle, estando los toros a unos pocos pasos detrás de él.


En el minuto 1:57, él voltea su cabeza, a la izquierda sobre su hombro para darle una mirada a los toros, aún sosteniendo la cámara, y al minuto 1: 58 comienza a buscar refugio en el lado izquierdo
de la calle. Corre hacia el otro lado de la calle porque en medio de los corredores que vienen en sentido contrario -de algún modo no choca con ninguno de ellos- y sale de la cámara en el minuto 1:59, según muestra del video.


La policía aún no ha encontrado al hombre, quien vestía una camisa roja tradicional de manga larga y pantalones blancos.


El día más peligroso de la carrera resultó ser el último, el lunes.


Un toro marrón se separó de la manada en una curva bien conocida, no tan a la mitad del recorrido y causó estragos.


Hubo solamente cinco heridos por corneada en los siete días previos, pero en el último día hubo tres lesionados más.


Esto incluyó a los dos hombres australianos, estando el hombre de 26 años de edad en condición grave por tres corneadas, y el otro de 24 años recibió una corneada en el muslo derecho; y un español de 21 años que también fue corneado tres veces