ton


Miguel Angel Custodio (Tonito), uno de los perseguidos por la Policía por el asesinato de Ricardo Manuel Rossi Familia, negó ayer que esté involucrado en el caso en la procuraduría general de la República, donde se entregó por intermedio del diputado perredeísta José Morales Cisneros.


Dijo que se entregó a la Procuraduría porque él es inocente de los hechos que se le imputan, y que estuvo escondido esperando que su amigo Jeffry Burgos Méndez, quien está preso por el mismo hecho, dijera la verdad “porque en verdad yo no sé nada de eso”.


Refirió que el lunes (7), es decir, un día antes de que la policía descubriera el cadáver de Rossi Familia en unos matorrales del sector Siete Casitas, en Monte Plata, Burgos Méndez, de quien es amigo desde hace más de 15 años, “ me dijo que si yo podía decir que yo andaba en su carro para Samaná y que me devolví en el carro, y que él trabaja en una discoteca. Y yo le dije que si eso no es problema, no hay problema”.


Agregó que estuvo trabajando de 8 de la mañana a tres de la tarde, fue a su casa, tomó ropa, la echó en una mochila y se fue a Samaná donde el domingo iba a jugar un gallo.


Pasó toda la mañana en Samaná y a las 4:00 de la tarde volvió a la Capital. Agregó que ese mismo día, en la noche Burgos Méndez lo llamó y le dijo que iría a su casa para que hablaran algo.


“El domingo no fue, el lunes en la noche fue como a las siete y me dijo: papá, al cuñaito mío lo mataron, parece que estaba haciendo una vuelta, no sé, el caso fue que apareció muerto, le dieron un tiro, incluso, los que lo mataron le tiraron una foto y me la mandaron.


Yo le dije, bueno, eto ta feo, y él me dijo, no, no”. Reveló que su amigo era cuñado del muerto, y estuvo buscándolo con el padre de éste.