inundaciones en paraguay


Las inundaciones continúan causando estragos en Paraguay y uno de los problemas de infraestructura más graves que sufre tiene que ver con la red vial. El propio Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Ramón Jiménez Gaona, ha reconocido que la situación es preocupente.


De hecho, Jiménez Gaona evalúa la posibilidad de solicitar que se declare el estado de emergencia vial debido a la cantidad de lluvia que ya ha caído a esta altura del año.


Las autoridades han reconocido que el territorio intransitable suma más de 30.000 kilómetros de redes de carreteras, producto de las lluvias que han afectado a la región y que amenazan con aumentar la problemática.


Además, la inusual precipitación afecta la ejecución de los obras y los trabajos de mantenimiento de la red de caminos en todo el país. Una situación que se agrava por la llegada de ‘El Niño’, una tormenta que presagia más lluvias durante todo el verano.


“Se está evaluando la posibilidad de hacer una campaña muy fuerte dentro de lo que sería el esquema de una emergencia vial, de tal forma que podamos enfrentar el periodo de lluvias que se viene con el fenómeno de El Niño”, explicó Jiménez Gaona.


La declaración de emergencia debe ser aprobada por el Parlamento Nacional y con ella se podría agilizar la serie de trámites para licitar obras y trabajos de mantenimiento de rutas. Hasta la fecha la institución tiene en ejecución unos 160 contratos de obras a nivel país.


Quien defendió esta declaración de emergencia vial fue el viceministro de Obras, Walter Causarano, quien señaló a radio 100 que hay 30.000 kilómetros de caminos no pavimentados que quedaron en condiciones “incluso intransitables”.


En los últimos meses la cantidad de agua que cayó en algunas partes del país llegó a 1.400 mm. “No hay que olvidar que la construcción de asfaltados, así como las tareas de recapado y los bacheos se deben realizar en un terreno seco ya que cualquier tipo de humedad afecta directamente a la calidad de la obra”, expresa un comunicado emanado del MOPC.


“Las obras no están pudiendo avanzar al ritmo que se pretende y la capacidad del MOPC para atender la capacidad de mantenimiento de los caminos de tierra se ve sumamente comprometida”, dijo el titular del Ministerio.


Hay obras que -se asegura- tendrán gran impacto, como el acueducto del Chaco que avanza con dificultades debido a las inclemencias del tiempo. Jiménez Gaona resaltó que a la fecha se licitaron obras por unos 200 millones de dólares y en el segundo semestre del año se licitarán proyectos por otros 500 millones de dólares más; “esta cifra es histórica en el MOPC”, reconoció.


La capacidad de respuesta del Estado paraguayo no colma las expectativas y necesidades de pobladores y productores. Por ello la intención es acelerar las obras de reparación de los caminos con el fin de evitar una situación aún más crítica