pa


El papa Francisco pidió ayer martes una “intervención urgente” para proteger a los menores que viajan solos desde Centro y Sudamérica a Estados Unidos en números crecientes.


El pontífice, en una carta dirigida a una conferencia del Vaticano sobre migración en México, calificó el fenómeno como “un sello característico de nuestra sociedad” que está presente en casi todas las naciones y que sin embargo es tratado como un acontecimiento esporádico.


En el marco de la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, el papa Francisco llamó la atención sobre las “decenas de miles de niños que emigran solos, sin compañía, para huir de la pobreza y la violencia”.


Señaló retos significativos en materia de respeto a los derechos humanos.