ob


Uno de los miembros de la comisión de veeduría del Ministerio de Educación dijo estar sorprendido de que al Estado le cueste más de dos millones de pesos la construcción de un aula, cuando con esos mismos recursos la Iglesia Episcopal Dominicana, de la que es obispo, puede construir tres salones de clases.


“El problema es que construir en este país siempre resulta muy costoso para el Estado. A mí me sorprende que un aula escolar en la República Dominicana de 40 metros, de acuerdo a publicaciones que se hacen, cuesta alrededor, una media, de 2 millones 400 mil pesos.


Con esa cantidad de dinero en la Iglesia Episcopal construimos tres aulas con lo que construye el Gobierno una”, dijo el obispo Julio César Holguín.


Entrevistado en su despacho de la Iglesia Episcopal Dominicana, pidió que se recurra a los colegios Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) y de Contadores para que se establezcan los costos para la construcción de las aulas.