baper


SANTO DOMINGO. Una bala perdida cegó la vida a una niña de dos años, que fue impactada en la cabeza mientras se encontraba dentro de su casa durante un tiroteo entre bandas que se culpaban mutuamente del robo de un celular.


Se trata de María Eduvirgen Comprés de la Rosa, quien murió mientras recibía atenciones médicas en el hospital Doctor Francisco Moscoso Puello.


Era hija del señor Carlos Fajardo Comprés residente en la calle Amparo del sector La Cañita en esta capital. En el tiroteo también resultó herido en una pierna y un brazo el señor Andrés Pérez Mariano (Moreno), quien se encontraba en el colmado La Bendición de Dios, ubicado en la calle Amparo #100.


Por la agresión, la Policía persigue a El Poli, El Compe, Pequequeto y otros cuatro cuyos nombres se desconocen.