download (1)


Dos bañistas han fallecido el mediodía de este jueves en playas del Maresme (Barcelona), uno en la Rocapins y el otro en la de Les Caletes de Santa Susanna, en las que no había servicio de vigilancia.


Según un comunicado de Protección Civil, a las 12.31 horas han recibido el aviso de la muerte de un hombre de unos 50 años y nacionalidad rusa en la cala Rocapins, cerca de la de Roques de Calella, después de que entrara en el agua y perdiera la conciencia durante el baño.


Otros bañistas han sacado al hombre del agua y ha sido entonces cuando el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) le han podido practicar maniobras de reanimación cardiopulmonar sin éxito.


El segundo aviso lo han recibido a las 13.25 horas por la muerte de otro bañista, de 72 años y nacionalidad española, ahogado en la playa Les Caletes de Santa Susanna, delante de los apartamentos Bon Repòs.


El hombre ha chocado contra las rocas y, como consecuencia, ha quedado flotando en el agua hasta que otros bañistas han conseguido sacarlo del agua ya inconsciente, y pese a que se le ha intentado reanimar, los resultados han sido infructuosos.


En este caso han participado dos ambulancias del SEM, dos vehículos más de los Mossos d’Esquadra, efectivos de la Policía Local y una dotación de los Bombers de la Generalitat.


Dado que en ambas playas no había servicio de vigilancia, Protección Civil recomienda que se vaya a playas vigiladas y con bandera verde, que significa que uno se puede bañar con tranquilidad; con bandera amarilla hay que tener precaución y con la roja está prohibido el baño.