cont


MOCA.- Desesperados ante la larga tanda de apagones y la alta facturación del consumo eléctrico, residentes de la popular barriada Viejo Puerto Rico, decidieron pintar de negro todos los medidores eléctricos instalados en el referido sector.


Disgustados por esta situación, aseguraron que la lucha continuará hasta las últimas consecuencias, “porque estamos cansados de promesas incumplidas por parte de Edenorte y las autoridades”, indicaron los manifestantes.


A principios de la semana pasada este lugar fue escenario de grandes disturbios, que estuvieron matizados por la quema de neumáticos, obstrucciones en la vía con piedras, basura, árboles y hasta postes de luz. Esta vez decidieron protestar de una forma más original: pintando los contadores de negro.


Los moradores del sector manifestaron que seguirán las quejas y las protestas hasta que las autoridades de Edenorte solucionen el problema y regularice la tarifa eléctrica. Juan Féliz, quien tiene un pequeño negocio, dijo que las suspensiones en el servicio energético lo están llevando a la quiebra.