aila



SANTO DOMINGO. La Dirección General de Migración (DGM) negó anoche que el sistema de control migratorio de la entidad haya colapsado en el Aeropuerto Internacional de Las Américas, ni en ninguna otra terminal aeroportuaria.


El organismo oficial declaró que la incorporación en la base de datos de la información avanzada de pasajeros ha provocado un crecimiento geométrico, debido a que está siendo alimentada electrónicamente con las listas de pasajeros que suministran las líneas aéreas, y no con el registro de los inspectores.


En una nota de prensa, la DGM afirma que esta situación provocó la necesidad de reiniciar el sistema de control migratorio de la institución en dos ocasiones, por razones técnicas, que duró menos de 20 minutos en cada caso, y que no implicó la suspensión de los servicios.


“La DGM deja formal constancia de que en ningún momento ha fallado su sistema de control migratorio en el Aeropuerto Internacional de Las Américas, ni en ningún otro aeropuerto del país.”, indica Migración.


La denuncia


En la mañana de ayer, el corresponsal de DL en el AILA, Tomás Ventura, reportó que el sistema informático de Migración en esta terminal se encontraba en dificultades, lo que habría generado un taponamiento de pasajeros haciendo largas filas, porque los chequeos de los documentos de los viajeros se estaban realizando manualmente.


Agregó que los serios inconvenientes que esto ha provocado motivaron a las demás autoridades a aumentar la vigilancia, debido a la vulnerabilidad que presenta la terminal en materia de seguridad, y se tomaron medidas para evitar que personas con documentos falsos traten de abordar una aeronave.


Inspectores de Migración se vieron forzados a chequear de forma manual los pasaportes, visas, actas de nacimiento y otros documentos de los viajeros que regularmente hacen a través del sistema.


La falla provocó que se registraran largas filas en las terminales A y B de pasajeros nacionales y extranjeros, que salían o llegaban desde Nueva York, Miami, Puerto Rico, Atlanta, New Jersey, Caracas, Venezuela, Panamá y Curazao.