Los guantes de boxeo de Mohamed Ali usados en el “Combate del Siglo” irán a subastaLos guantes de boxeo que usó Mohamed Ali en 1971 en el Madison Square Garden de Nueva York durante el “Combate del Siglo” contra Joe Frazier, serán ofrecidos en subasta, anunció el martes la casa Heritage Auctions.


El precio base del par de guantes es de 125.000 dólares. Las ofertas podrán hacerse en línea en el sitio www.ha.com hasta el 30 de julio, antes de cerrarse el día siguiente en directo en la House of Blues de Cleveland (Ohio, norte), precisó la casa de subastas.


Los guantes fueron usados por Mohamed Ali, entonces conocido como Cassius Clay, en su “Combate del Siglo”, como fue llamada su pelea con Joe Frazier. Frazier le había ganado, pero Mohamed Ali tuvo su revancha en 1974 y 1975.


“Ese fue un combate polémico en un momento polémico de Estados Unidos, con connotaciones políticas y culturales”, indicó en un comunicado Chris Ivy, responsable del departamento deportivo de la casa de remates, “esos guantes son más que un recuerdo deportivo, son objetos de la cultura popular de comienzos de los años 1970“.


El “Combate del Siglo” marcó en Nueva York el regreso al ring de Mohamed Ali tras su toma de posición pública contra la guerra de Vietnam -con su famosa frase “Ningún vietcong me ha llamado sucio negro”- y su conversión al islam.


Joe Frazier era entonces campeón del mundo en peso pesado, un título retirado a Mohamed Ali por su negativa a incorporarse al ejército estadounidense.


“El país estaba dividido en dos respecto al combate: los que apoyaban la guerra de Vietnam y la cada vez más débil causa de la segregación racial, y los pacifistas y partidarios del movimiento de derechos civiles”, sostiene Ivy.


Los guantes provienen de la sucesión de Angelo Dundee, histórico entrenador de Mohamed Ali, subastada a finales de 2012.


En su interior, los guantes tienen una inscripción del entrenador. Un carta de autenticidad de su puño y letra se llevará además el comprador.


El 22 de febrero pasado, un comprador anónimo pagó 836.500 dólares por los guantes que dieron a Mohamed Ali el primer título de campeón mundial de los pesos pesados ante Sonny Liston.