rem


El valor anual de las remesas hacia el país alcanzó US$4,262.3 millones en 2013, equivalente a un crecimiento de US$216 millones, o sea, más de 5.4%, lo que ubica a la República Dominicana como el quinto principal receptor de remesas en el continente.


Estos datos fueron presentados por la Cámara de Comercio Domínico Francesa (CCDF) en la tertulia “Remesas y desarrollo: Una mirada a las propuestas de codesarrollo con visión de género”, dirigida por el economista Henri Hebrard y en la que la socióloga Cristina Sánchez dictó una conferencia.


Este monto de las remesas que recibe República Dominicana representa un poco más de un 27% por encima de las estimaciones anteriores basadas en una metodología menos precisa que estimaba el flujo de remesas en US$3,333 millones.


Las remesas tienen un impacto considerable sobre la balanza de pagos del país, pues ocupan el tercer lugar detrás de exportaciones y turismo en cuanto a ingresos de divisas.


En relación con los orígenes de las remesas, las Américas representan el 78.2% del total, EEUU representando un 65.4% del total, seguido por Europa (con un 21.3%) más especialmente España con un 12.5 por ciento.


Precisó que ese dato es coherente con las estimaciones del CEMLA que calcula que el 12.1% de la población dominicana vivía en el exterior (equivalente a 1,138,523 dominicanos en 2010), de los cuales el 77.2% residía en EEUU, principalmente (un 82.4%) concentrados en cuatro estados de la costa Este (Nueva York, Nueva Jersey, Florida y Massachusetts).


Explica que existe una gran diferencia en el valor individual de las remesas según el país de origen: US$410 en el caso de Suiza; US$340 para Alemania o US$333 para Francia, mientras EEUU solo reportaba un promedio de US$196 y Puerto Rico US$156.


Señaló que las provincias que reciben más remesas son principalmente Santiago con un 24.9%, Santo Domingo (18.0%) y La Vega (10.8%).


Las remesas son entregadas principalmente vía las empresas remesadoras (un 88.9%), mientras el sistema bancario apenas canalizaba el 11.1% restante; el 61.6% de las remesas se reciben en dolares, dijo el economista Hebrard.