jerusalen vs palestina


El descubrimiento de un adolescente palestino asesinado en Jerusalén el miércoles trajo más tensiones en una región que aún no resuelve el asesinato de tres adolescentes israelíes, por no hablar de décadas de enemistad arraigada entre ambas partes.


Mohammad Abu Khedair, de 17 años, se dirigía de su casa a una mezquita en el barrio de Shuafat para las oraciones, alrededor de las 4 de la mañana, cuando tres hombres lo obligaron a subir a un auto y se fueron, dijo a CNN el padre, Hussain Abu Khedair.


Su cuerpo fue encontrado una hora más tarde en un bosque en Jerusalén. El asesinato provocó rápidamente condenas de líderes palestinos e israelíes.


Entre quienes hablaron apasionadamente estuvo un tío de uno de los tres adolescentes israelíes cuyos cuerpos fueron encontrados a principios de esta semana. Calificó al asesinato del joven palestino como “una acción prohibida, y no tiene perdón”.


“Cualquier acto de venganza de cualquier tipo es completamente inapropiado e incorrecto. Un asesinato es un asesinato”, dijo Yishai Frankel, tío de Naftali Frankel, israelí-estadounidense de 16 años. “Uno no debería diferenciar entre sangres, sea árabe o judía”, dijo al Canal 2de Israel.


Las autoridades israelíes están investigando la muerte ocurrida el miércoles, y el vocero policial Micky Rosenfeld dijo que este esfuerzo tratará de determinar si se trata de un acto “criminal o nacionalista”, según un mensaje de Twitter.


El asesinato desquicio a muchos palestinos, particularmente en Jerusalén. Pero eso no ocurrió de forma aislada. Israelíes y palestinos siguen intercambiando ataques de cohetes y fuego aéreo.


Toda esta violencia, desde diversos ángulos, da lugar a una gran pregunta: ¿Cuándo va a parar? El cuerpo fue “carbonizado y presentaba señales de violencia”: reporte


“Los colonos” secuestraron al adolescente y su cuerpo “estaba carbonizado y mostraban señales de violencia”, según la agencia estatal de noticias palestina WAFA. A través de muestras de saliva obtuvieron ADN para identificar el cuerpo del niño, dijo su padre.


Rosenfeld dijo al diario Jerusalem Post que el adolescente tenía marcas de quemaduras. La misma publicación israelí también informó que la policía está investigando los intentos de secuestro anteriores contra la familia del adolescente en relación con una disputa personal.


Sin embargo, Hussain Abu Khedair, el padre del niño, culpó a los israelíes y negó vehementemente que esto pueda relacionarse con algún tipo de disputa familiar.


“Netanyahu es el responsable del crimen”, dijo el padre a CNN, refiriéndose al primer ministro israelí, “porque él es el único que está encubriendo a los colonos y los apoya”.


El primo del adolescente, Majdi Abu Khedair, dijo que quien llevó a cabo el secuestro estaba conduciendo un coche que había sido utilizado en un intento de secuestro hace dos días.


El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, quien encabeza el partido Fatah en Cisjordania, llamó al padre de Mohammad, Abu Khedair y prometió que los responsables serán llevados ante
la justicia, según la agencia estatal de noticias palestina WAFA.


Y Hamas —la organización islamista que controla Gaza— dijo en un comunicado que hace a “la ocupación israelí (totalmente) responsable”, y agregó que el incidente “expone el despreciable racismo (de Israel)” y “refuta la versión israelí de ser la víctima todo el tiempo”.


Más enfrentamientos


Cuando las noticias de la muerte del adolescente palestino se propagaron, la ira pública en los barrios palestinos de Jerusalén se elevó a niveles pocas veces, o nunca, vistos desde la Segunda Intifada, o levantamiento, de la década pasada.


Eso llevó a varios enfrentamientos alrededor de la ciudad, la mayor de las cuales se centran en Shuafat.


Los residentes lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad y las autoridades israelíes respondieron con descargas ocasionales de granadas de aturdimiento o gas lacrimógeno. Algunos manifestantes atacaron a dos palestinos a los que confundieron con policías israelíes encubiertos, informó The Jerusalem Post.


Los enfrentamientos se expandieron y continuaron hasta la medianoche en el barrio palestino, con una gran cantidad de fuerzas israelíes desplegadas.


En Suwwaneh, palestinos lanzaron piedras contra un asentamiento cercano y varios de ellos fueron heridos con balas de goma, según testigos. Y algunos arrojaron cócteles molotov contra un asentamiento israelí en Silwan, fuera de la Ciudad Vieja de Jerusalén.


La Sociedad de la Media Luna Roja Palestina informó que más de 100 personas resultaron heridas, la mayoría de ellos en Shuafat por los enfrentamientos.


Ataques contra Gaza


Mientras tanto, Israel y Gaza retomaron una vez más su oposición. Cohetes contra el territorio palestino en Israel fueron lanzados en por lo menos ocho ataques aéreos en menos de una hora la madrugada de este jueves.


Tres golpearon un edificio de inteligencia de Hamas en la ciudad de Gaza, mientras que al menos uno afectó el campo de entrenamiento Qassam en Beit Hanoun.


Fuentes médicas palestinas informaron de al menos 10 heridos, uno de ellos de gravedad.


Fuerzas de Defensa de Israel dijeron que los ataques aéreos —que iban contra 15 objetivos de Hamas— fueron en respuesta al disparo de más de 20 cohetes contra Israel desde el miércoles.


Esto se suma a otras acciones —incluyendo el arresto de cientos de activistas de Hamas, la demolición de casas y el cierre de docenas de instituciones en Gaza, según Netanyahu— focalizadas contra Hamas en Gaza.