La Tierra es maravillosa, y esto lo comprobamos en días como el pasado martes que no morimos calcinados por la furia de nuestro Sol, que lanzó una espectacular llamarada que fue captada por los equipos de la NASA.


Alrededor del mediodía, la estrella emitió una llamarada de verano considerada de nivel medio, informó la Agencia Espacial estadounidense en su web.


Pero gracias a la distancia de la Tierra al Sol y la atmósfera que nos protege, y que tanto nos empeñamos en destruir con contaminantes, estamos a salvo.


Los científicos pudieron captar su intensidad, considerada de clase M6.5, a través del equipo del Observatorio de Dinámica Solar que registró los instantes exactos en que la llamarada emergió de la
superficie del Sol.


La NASA publicó un video en YouTube en el que se observa la magnitud de la llamarada en varias tonalidades.