Bethany Towsend


Bethany Townsend, de 23 años, estuvo a punto de morir dos veces a causa de la enfermedad de Crohn que padece. Vive “atada” a dos bolsas de colostomía para eliminar las heces que su intestino no puede procesar.


A pesar de ello, ha conseguido que nueve millones de personas vean en las redes sociales una foto suya tomando el sol en una playa mexicana, en diciembre pasado.


La instantánea, que se volvió viral, marca el momento en que Bethany consiguió vencer la vergüenza y mostrarse en público sin esconder las bolsas.


La joven la envió luego a una ONG británica en apoyo de los enfermos de Crohn y Colitis ulcerosa, que la colgó en su página de Facebook. Desde entonces se ha convertido en un símbolo de superación y lucha para derribar prejuicios sobre una enfermedad que no tiene cura y puede producir diarrea, dolor abdominal y pérdida de peso, entre otros síntomas.


“Quería dar confianza a otras chicas y chicos. No hay nada de qué avergonzarse”, dijo Bethany al programa de la BBC Midlands Today.


Aunque no sale en la foto, el marido de Bethany tiene un importante papel en la historia. “Me dijo: Si vamos de vacaciones, quiero que te pongas en bikini. Tienes un cuerpo magnífico”, contó Bethany.


“El primer día pensé: Bueno, voy a hacerlo. No voy a volver a ver a esta gente nunca más”.
La foto obtuvo más de 200.000 “me gusta” y miles de comentarios llenos de entusiasmo como este, de una enferma: “Eres una inspiración para todos nosotros”.